14 de junio de 2016

La memoria histórica como elemento de restablecimiento de derechos de niños, niñas y adolescentes víctimas del desplazamiento forzado por la violencia en Colombia

Por: Rocio Marín

El futuro de la infancia y adolescencia colombiana víctima de la violencia y en particular del desplazamiento depende en gran medida de las decisiones que tomen los adultos que los rodean, esto incluye la adopción de medidas de política pública que les permita, mantener su inocencia y “el encanto de su infancia”.

Una herramienta fundamental para lograr este fin primordial es la memoria histórica, entendida como el proceso por el cual se impide que el individuo y la sociedad olviden los hechos de violencia, los repita o los perpetúe en el tiempo, máxime cuando tal violencia afectó a un grupo poblacional que por sus particulares condiciones, ha sido reconocido normativa y jurisprudencialmente, como sujeto de especial protección constitucional, como son los niños, niñas y adolescentes.

Aunque el fenómeno del desplazamiento no es nuevo en Colombia, ni tampoco su reconocimiento legal y jurisprudencial, puesto que fue reconocido en 1997 con la expedición de la Ley 387 de 1997 y de la sentencia T-227 de la Corte Constitucional, si lo es el hecho del reconocimiento formal de las personas desplazadas, como titulares de los derechos que se desprenden de su condición de víctimas: verdad, justicia y reparación integral.

Igual sucede con el derecho a la memoria histórica, que no obstante su reconocimiento a nivel internacional en 1997 con los principios Joinet, no existe aún reglamentación específica, como se evidencia en este trabajo, salvo lo que establece de forma enunciativa la Ley 1448 de 2011 y alguna reglamentación relativa al funcionamiento del Centro de Memoria Histórica.

Descargar texto completo