13 de junio de 2016

El derecho a la libre determinación de los pueblos indígenas: una vía para fortalecer la gobernabilidad democrática en Colombia

Por: Carlos Mendoza

Los pueblos indígenas de Colombia han sido objeto de exclusión, discriminación, persecución, despojo e invisibilización por parte de actores estatales y no estatales, por lo que su existencia física y cultural se encuentra bajo constante amenaza. Con el fin de mitigar esta situación, estos grupos demandan del Estado el avanzar en el reconocimiento, implementación y garantía del derecho a la libre determinación y sus derechos derivados. De esta forma buscan proteger su existencia cultural diferenciada mediante la autonomía en el manejo de sus asuntos internos y hacer parte del Estado según sus usos y costumbres. Para fortalecer la gobernabilidad democrática, se debe promover la participación de los pueblos indígenas, en calidad de actores estratégicos, para mejorar la calidad de la representación de las instituciones políticas y se deben generar los espacios adecuados para llevar a cabo los procesos de consulta y consentimiento libre, previo e informado. Así mismo, se debe promover la autonomía de los grupos originarios en el manejo de sus asuntos internos y generar los espacios adecuados donde puedan incidir en la adopción de decisiones públicas y en el control de responsabilidades y rendición de cuentas de sus gobernantes. De ésta forma, las instituciones políticas pueden generar mejores respuestas públicas a las demandas de los grupos originarios, y a los problemas que los aquejan, y que al ser formuladas con su participación y desde un enfoque de derechos humanos y culturalmente sensible, inciden directamente en la mejora de la legitimidad del sistema político.

Descargar texto completo