Home » Línea de investigación en Justicia y Política Criminal » El derecho fundamental al libre desarrollo de la personalidad y los centros de reclusión

 
 

El derecho fundamental al libre desarrollo de la personalidad y los centros de reclusión

 

A manera de propuesta de la autora, para lograr el objetivo mencionado en el párrafo anterior nos referiremos brevemente a la educación experiencial como herramienta para dignificar al ser humano respetando su libre desarrollo de la personalidad. Proyectos con técnicas de educación experiencial no son innovadores en el mundo, pero si lo serían en Colombia. Para entenderlas empecemos por estudiar sus principales principios:

• La educación experiencial ocurre cuando se escogen cuidadosamente experiencias apoyadas en reflexión, análisis crítico y síntesis.
• Las experiencias están estructuradas para que se aprenda a tener iniciativa, para que se tomen decisiones y se analicen los resultados.
• Durante el aprendizaje, dentro del proceso de la educación experiencial, aprender está íntimamente ligado a la proposición de preguntas, la investigación, la experimentación, la curiosidad, la solución de problemas, el asumir responsabilidades, la creatividad y la construcción.
• Los participantes están ligados por factores intelectuales, emocionales, sociales o físicos. Este proceso produce la percepción de un aprendizaje auténtico.
• Los resultados son individuales, personales y la base para futuras experiencias y aprendizajes.
• Las relaciones interpersonales se desarrollan y nutren, al aprender sobre sí mismos, sobre otros y sobre la extensión del mundo.
• El facilitador y el participante puede experimentar sensaciones de éxito, pérdida, aventura, riesgo e incertidumbre, porque el desenvolvimiento de la experiencia no es cien por ciento predecible.
• Se brinda la oportunidad a facilitadores y participantes de explorar y examinar sus propios valores y principios.
• El diseño de este tipo de aprendizaje incluye la posibilidad de aprender de las consecuencias, errores y éxitos naturales de la realidad. (Association for Experiential Education, 2012, ¶ 4)

Ellos son tan solo algunos de los principios que nos permiten tener una percepción inicial más clara de lo que son estos procesos de aprendizaje. Complementando lo anterior, al ser un proceso de aprendizaje cabe recordar que cuando hablamos de la relación del libre desarrollo de la personalidad con otros derechos que para el caso de la educación experimental sería la capacidad de aprendizaje del ser humano reflejada principalmente en el derecho a la educación. Las sentencias T-118 de 1993 y T-420 de 1992 señalaron elementos característicos del derecho a la educación.

Por ser él criatura única pensante dotada de razonamiento; lo que le permite manifestar su voluntad y apetencias libremente y poseer por ello ese don exclusivo e inimitable en el universo social que se denomina dignidad humana. Estos atributos se predican de la educación. (Corte Consitucional, Sala Sexta de Revisión, Sentencia T-420 de 1992)

La educación es una herramienta valiosa para el desarrollo libre de la personalidad, es ella la que permite la formación intelectual, física, moral, la que nos enseña a tomar conciencia de nosotros mismos de nuestras actitudes, de nuestras decisiones, dignificándonos y permitiéndonos desenvolvernos de forma autónoma y consciente, capaz de reflexionar sobre nuestros actos y de considerar al otro igual de valioso que uno mismo.

Entre los fines que se le asignan a la educación, según la Sentencia T-309 de 1993, se destacan los siguientes.

El de propiciar el libre desarrollo de la personalidad, de acuerdo con las aptitudes y aspiraciones del individuo, fomentando al mismo tiempo la conservación y superación de la persona, a través de la transmisión de conocimientos, técnicas, actitudes y hábitos. (Corte Constitucional, Sala Segunda de Revisión, Sentencia T-309 de 1993)

Algunas experiencias pueden servir de inspiración si se tiene en cuenta la relación entre educación y libertad, dentro de está el libre desarrollo de la personalidad. Por ejemplo, en Colombia, más específicamente en Medellín existe un programa que retomando The Learning Pyramid del National Training Laboratories Institute identifica los porcentajes de aprendizaje de un ser humano de la siguiente manera: se aprende el cinco por ciento de lo que escuchamos, el diez por ciento de lo que leemos, el veinte por ciento de lo que escuchamos y decimos, el cincuenta por ciento cuando se argumenta en grupos de discusión guiados, el setenta y cinco por ciento cuando hacemos las cosas, el ochenta por ciento cuando lo enseñamos y facilitamos a otros (National Training Laboratories Institute, 2012).

Traeremos al siguiente artículo contados ejemplos de proyectos ejecutados en diferentes cárceles del mundo que utilizan las técnicas de la educación experiencial cuya efectividad ha sido comprobada. De lo dicho en el párrafo anterior se podría rescatar el valor de enseñar como la mejor herramienta para aprender y eso es precisamente lo que se hace en el proyecto de la Corporación sueños de libertad (Sueños de Libertad, 2012). Ellos consideran irrelevante convencer a los jóvenes de no delinquir, por el contrario consideran que lo importante es enseñar una filosofía donde la vida se base en postulados de no violencia como lo enseñaron líderes que van desde Ghandi hasta Martin Luther King.

Otro ejemplo es el que retoma a Viktor Frankl para recordar que una persona lo único que no pierde es su libertad de escoger (University of Santa Monica, (s.f)). Inspirado en ello se creó un programa en la Universidad de Santa Mónica Estados Unidos para trabajar con las mujeres de una de las más grandes de ese país, la cárcel de alta seguridad Valley State Prison for Women. El programa entre sus varios objetivos incluye el de fortalecer el aspecto humano de las mujeres que allí se encuentran. Por medio de trabajos con personas del exterior se fomenta la comprensión de las diferencias que existen entre lo que uno es y como uno actúa, tratando de hacer ver que si bien es posible que por situaciones diversas se cometieron errores, no por ello se deja de ser un ser humano digno.

Las historias que muestra la Universidad de Santa Mónica (s.f.) y que hablan de este proyecto (cuyo documental mereció el premio a mejor documental de 2009 en el Festival de Cannes) son asombrosas y demuestran que hay mucho por hacer. Dentro de los resultados del proyecto, durante los seis meses siguientes a su realización, se reportó que un 98% de las internas mejoraron su calidad de vida y el 91% convivieron con menos conflictos.

Las posibilidades soluciones alternativas que garanticen el enriquecimiento personal de quienes están recluidos en establecimientos carcelarios, son seguramente infinitas. El llamado es a identificar las que tienen como punto de partida el respeto por la dignidad y el desenvolvimiento libre de la personalidad, pues estas son las que permiten que una persona se desarrolle de tal forma que tome decisiones conscientes y libres, que desencadene una convivencia pacífica y aportadora en la sociedad.