Home » Línea de investigación en Justicia y Política Criminal » El derecho fundamental al libre desarrollo de la personalidad y los centros de reclusión

 
 

El derecho fundamental al libre desarrollo de la personalidad y los centros de reclusión

 

La situación de los derechos dentro de los establecimientos de reclusión de Colombia no debería continuar siendo ignorada pues lleva reclamando a gritos un cambio y plantea cuestionamientos frente a la incidencia de tales violaciones e incumplimientos del Estado en el derecho al libre desarrollo de la personalidad, entre otros, que implican consecuencias en la libre elección de vida y comportamiento de las personas que viven privaciones de la libertad pero que deben encontrar en la posterior libertad una segunda opción de vida ajustada a los postulados constitucionales. Dentro de las variadas alternativas se recalca la importancia de considerar el derecho como ultima ratio y se propone innovar en Colombia con las ventajas de la educación experiencial.

Naciones Unidas

El tiempo se está acabando, la podredumbre se amontona, las enfermedades encuentran puertas abiertas, el agua se agota, la comida se ha convertido en veneno, sería ésta mi primera declaración, dijo la mujer del médico, Y la segunda, preguntó la chica de las gafas oscuras, Abramos los ojos…
(Saramago, 1995, pág. 221)

1. Introducción

Sin desearlo Saramago no pudo describir mejor la situación de los centros de reclusión y la actitud de la sociedad frente a ello. Para nadie es desconocida la situación carcelaria, continuamente en periódicos, revistas y demás medios de comunicación aparecen noticias sobre el escenario actual. La Corte Constitucional no es ajena y fue por esta razón que en la Sentencia T-153 de 1998 (Corte Constitucional, Sala Tercera de Revisión, Sentencia T-153 de 1998) declaró un estado de cosas inconstitucional en los centros de reclusión de Colombia.

Desde entonces, ¿ha sido superado el Estado de cosas inconstitucional declarado por la Corte Constitucional? La respuesta es negativa: no ha sido superado, situándonos en una posición que difícilmente puede ser considerada de crisis por suponer el término un carácter transitorio. (Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, 2004, pág. 4) En efecto, la situación carcelaria, desde ya hace bastante tiempo, reclama un cambio radical.

Aun encontrándonos frente a la deplorable situación debemos aceptar que el tema carcelario es poco original, tal y como lo evidencia Michel Foucault (2002) al recalcar que “la prisión ha sido siempre parte de un campo activo en el que han abundado los proyectos, las reorganizaciones, las experiencias, los discursos teóricos, los testimonios, las investigaciones” (pág. 215). Es por esta razón que el sociólogo francés, autor de “la teoría de la prisión”, sugiere mirar la prisión como una institución inerte, sacudida por ciertos intervalos de reformas y criticada constantemente en virtud de su funcionamiento y de su ineficacia.

A partir de estas reflexiones se resume en este artículo un trabajo o estudio basado en evidencia fáctica, que se motivó y justificó a partir de la realidad que, aunque escasamente nos afecte, nos concierne a todos. Para el análisis a presentar, también fue relevante, el tipo de organización jurídico política del país; efectivamente, se partió de considerar que un Estado social de derecho debe propugnar por el cumplimiento de los derechos y los deberes de cada uno de sus habitantes.

Los temas relevantes para la realización de la investigación que se presenta han sido los establecimientos de reclusión y un derecho específico, consagrado en la Constitución Política Nacional de 1991, que se considera fundamental: el libre desarrollo de la personalidad. De este último, se examinó su contenido, el grado de importancia que tiene en las instituciones carcelarias, su protección, las violaciones que pueden existir, entre otros aspectos que nos permitieron reflexionar acerca de su goce efectivo por parte de las personas privadas de la libertad.

El objetivo principal fue estudiar el derecho al libre desarrollo de la personalidad y su ejercicio en los centros de reclusión. Tarea abordada a partir de dos objetivos específicos: a) establecer cuál es el contenido y cuales los elementos constitutivos del derecho al libre desarrollo de la personalidad en general y frente a las personas privadas de la libertad en especial, en el Estado colombiano; y b) analizar si durante la ejecución de la pena privativa de la libertad en Colombia se protege el derecho al libre desarrollo de la personalidad. Por lo anterior, en primer lugar, se optó por una investigación sociojuridica y, en segundo lugar, también se tuvo en cuenta posibles aportes de otras ciencias como la sicología, el periodismo y la sociología, sin perder de vista el carácter jurídico de este trabajo.

Metodológicamente, la presente investigación partió de la búsqueda legislativa, doctrinal y jurisprudencial (Corte Constitucional) de los diferentes discursos frente al derecho en estudio y los centros de reclusión, así como de la identificación de información específica sobre la situación actual de los centros de reclusión, a través de fuentes oficiales y periodísticas. Una vez analizada y organizada esa información se procedió a realizar un trabajo de campo -en un territorio específico: Bogotá, Colombia y en época actual- a partir de 3 tipos de entrevistas cualitativas: a personas privadas de la libertad, a personal cercano a los centros de reclusión y a estudiosos de la materia . Realizadas las entrevistas se organizaron los datos y se procedió al análisis integrado de la información primaria y secundaria.