Home » Línea de investigación en Justicia y Política Criminal » Acceso a la justicia y restablecimiento de los derechos del adulto mayor en situación de desplazamiento

 
 

Acceso a la justicia y restablecimiento de los derechos del adulto mayor en situación de desplazamiento

 

3.1. Incumplimiento del Estado frente al derecho a una vida digna

En primer lugar, se analizó la efectividad del derecho a una vida digna, entendiendo con ello los derechos a una vivienda en condiciones dignas y al mínimo vital. De acuerdo con las respuestas dadas por los adultos mayores entrevistadas se obtuvo como resultado que de las 20 personas que se entrevistaron, 17 de ellas sentían que no tenían unas vidas dignas; porcentajes que dan cuenta del incumplimiento por parte del Gobierno de este derecho cuya garantía es indispensable en la vida de un ser humano.

Es así como, dentro de las repuestas dadas por las personas mayores desplazadas al preguntárseles sobre si consideraban que tenía una vida digna, las respuestas fueron las siguientes:

No, perdí todo lo que tenía y ahora me toca vivir de lo que me da la gente.

No, porque no tengo donde vivir y siempre me toca salir a pedir para que no me echen a mí ni a mi hermano..

De igual forma, al preguntársele a un adulto mayor víctima del desplazamiento sobre sus condiciones de vida en la capital, este contesto:

Soy muy viejo para estar vendiendo cigarrillos hasta tan tarde de la noche los fines de semana.

Ahora bien, si entendemos la vida digna como la garantía que tienen las personas a vivir en condiciones apropiadas para su desarrollo y subsistencia, ello también abarcaría la forma en que cohabitan este grupo de personas con sus familias. Lo anterior, debido a que muchos de ellos fueron desalojados de sus hogares junto con sus familiares y llegaron a Bogotá a vivir todos en una misma habitación. Ello, se logra observar en la siguiente respuesta:

No tengo una vida digna, vivimos en una misma pieza 5 personas, no puedo trabajar porque nadie me da empleo porque no tengo experiencia, solo me dan trabajo en las casa de familia.

Con base en estas respuestas, se podría concluir que las personas mayores desplazadas en Colombia, no obtienen las garantías que debe brindar el Estado (como una de sus principales obligaciones), aumentando con ello su grado de vulnerabilidad, victimizándolos aún más y permitiendo sobre ellos una mayor descremación.

3.3.2 Incumplimiento del Estado frente al derecho a la salud

Por otro lado, dentro de las entrevistas realizadas, también se logro evidenciar la falta efectividad y las condiciones tan mediocres en que le es ofrecido el derecho a la salud a este grupo de personas.

Lo anterior, se logra evidenciar en las entrevistas realizadas a este grupo de personas, al obtener que 15 adultos mayores, de los 20 que fueron entrevistados tienen algún problema de salud después del desplazamiento. Es así como, al preguntárseles sobre si se sentían bien de salud algunas de las respuestas obtenidas fueron las siguientes:

No, desde el momento que deje mi tierra me siento más cansado, y me duelen las piernas.

“No, me dan calambres en las piernas, de pronto es porque me toca desde las 8 de la mañana hasta las 9 de la noche de pie .

No, sufro de depresiones al ver que ya no tengo la familia unida como antes.

Como se puede ver, dentro de los principales efectos del desplazamiento se encuentran las complicaciones de salud de las personas que son víctimas del mismo. Sin embargo sus condiciones de salud se afectan aún más con posterioridad al deslazamiento, debido a la indiferencia por parte de las autoridades estatales para el otorgamiento de las garantías necesarias y especiales que contemplen no solo los mecanismos de accesibilidad y disponibilidad de la prestación de servicios de salud, sino que también estos abarquen las circunstancias particulares en las que se encuentran las personas que son víctimas del desplazamiento.

3.3. Incumplimiento del Estado frente al derecho a la igualdad

Por último, se analizó el derecho a la igualdad de los adultos mayores en situación de desplazamiento. La igualdad en esta materia, parte del punto de comprender la gravedad de la condición en la que se encuentran este grupo de la población desplazada, precisando un trato específico y especial para el goce efectivo de sus derechos, mediante la realización de de acciones y mecanismos de operación que mejoren la intervención del Estado para la protección de estas personas.

Sin embargo, este enfoque diferencial no ha sido aplicado dentro del establecimiento de políticas públicas. Lo anterior, se evidencia en los resultados obtenidos al preguntárseles a este grupo si se siente igual o más capaces que otros, estos responden:

No, porque es muy difícil encontrar trabajo (…) porque estoy en una ciudad nueva, donde no tengo trabajo y no encuentro ayuda del gobierno.

“No, quisiera trabajar en lo único que sé para que la gente me vea como la persona trabajadora que siempre he sido”.

No, por mi edad en ningún lado me dan trabajo porque creen que no soy capaz de hacer las cosas.

De esta manera, podemos observar como las personas de la tercera edad en situación de desplazamiento tienen un sentimiento de inferioridad frente a las otras personas. Ello debido a que una de las principales razones para la creación de un enfoque diferencial, es el análisis de estas personas, sus principales necesidades, de las cuales como se logro demostrar se encuentra el trabajar y seguir siendo útiles en la sociedad; lo anterior, dentro de un margen de lo posible y en atención al establecimiento de programas de desarrollo acorde con sus condiciones especiales.